divendres, 30 de setembre de 2011

Habitación de hotel, Edward Hopper. 1931



Edward Hopper, Hotel room , 1931.

Se había ido.
Fue él el que insistió para que fueran de vacaciones juntos.
Ella tenía dudas acerca si era bueno o no que fueran de vacaciones y él lo sabia, pero aún así, insistió hasta que ella accedió.
Demostrando una gran perseverancia y sutileza, consiguió que ella acabara emocionándose con al idea de sus primeras vacaciones juntos.
Prepararon el equipaje y emprendieron el viaje hacia su destino.
Al llegar, sin apenas haber deshecho las maletas, ella fue a darse un chapuzón a la piscina mientras él, se quedaba en la habitación echándose la siesta.
Cuando volvió a la habitación se la encontró vacía. Tan sólo estaban sus maletas y una nota sobre la cama.
Se sentó y leyó la nota. Sólo 5 palabras.

“No puedo, lo siento.
Adiós"

diumenge, 25 de setembre de 2011

La mecánica del corazón, de Mathias Malzieu


Primero, no toques las agujas de tu corazón.
Segundo, domina tu cólera.
Tercero y mas importante, no te enamores jamás de los jamases. Si no cumples estas normas las agujas del reloj de tu corazón traspasarán tu piel, tus huesos se fracturarán y la mecánica del corazón se estropeará de nuevo.